domingo, 15 de abril de 2007

El pecado de despenalizar el aborto.



De nueva cuenta los grupos más reaccionarios y conservadores de este país han iniciado "una cruzada" de terror utilizando los medios de comunicación para infundir el miedo entre la población más desinformada, utilizando para ello otra de sus conocidas campañas sucias donde incluyeron al tristemente célebre comediante Roberto Gómez Bolaños"Chespirito", el cual, para una gran parte de la población mexicana, se cayó del pedestal que había conseguido con sus personajes y programas de televisión cuando, en una entrevista en el show de Diego Maradona, se atrevió a calificar al ex presidente Vicente Fox como "el mejor presidente que ha tenido México" y, posteriormente, cuando apoyó descaradamente con varios spots televisivos al candidato de la derecha Felipe Calderón.
También le entraron a la campaña con alocadas e incendiarias declaraciones varios cardenales, arzobispos y obispos de la iglesia católica nacional, así como el líder de Provida y otras agrupaciones de "oscura defensa de la vida". Finalmente hasta el Vaticano puso su granito de arena.

La contienda se centró, en primera instancia, en evitar a como diera lugar la aprobación de la ley promovida por los partidos de izquierda, que despenalizaría el aborto en la ciudad de México hasta las 12 semanas de gestación. Pero como no lograron convencer a la mayor parte de la población, la ley fue aprobada por el congreso local el pasado 24 de abril.

Ahora, la estrategia que han tomado los conservadores es convencer, con buenos argumentos, tales como la excomunión, las amenazas de muerte y los manipuleos moralistas a los implicados en el proceso de realizar la interrupción del embarazo (médicos, enfermeras, asistentes y a las mujeres que acudan a practicarse el aborto).

Yo me pregunto, ¿Qué oscuros intereses tendrán estos grupos para tratar a toda costa de impedir que se realice la interrupción del embarazo en las primeras 12 semana de gestación con las medidas de asepcia que se requieren y a un costo muy por debajo de lo que actualmente pagan las mujeres que acuden a practicárselo?
Porque la finalidad principal de la despenalización del aborto, es reducir la mortalidad entre las mujeres que acuden a clínicas o médicos carniceros, que sin las condiciones de higiene o capacitación necesarias, les ofrecen realizar el legrado en cualquier etapa del embarazo. Hecho por el cual, pagan entre 5 mil y 20 mil pesos, dependiendo de la ubicación del local.

No es un contrasentido que las organizaciones e instituciones religiosas que se dicen defensoras de la vida, que se están desgarrando las vestiduras porque se aprobó la ley, que llaman asesinos a los diputados que la aprobaron y que piden la excomunión para todos los que participen, ¿no tomen en cuenta que las estadísticas más recientes de la secretaría de Salud dicen que unas cien mujeres mueren anualmente en nuestro país por las práctica clandestina de legrados, 14 en la ciudad de México? ¿Qué esas muertes son menos importantes o dolorosas que las de los embriones o fetos?
O esos niños, adolescentes y adultos de la calle que vagan, se drogan, mendigan, roban o asesinan en ciudad de México y de otras ciudades del país, tal vez nacieron porque a sus madres se les prohibió abortar o no tuvieron los recursos suficientes para hacerlo.
Quizá los miembros de la Iglesia deberían pensar un poco más antes de azuzar a la población a iniciar nuevas Cristiadas, porque su calidad moral no es la mejor.
Hay que recordar que el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, está bajo investigación en Estados Unidos por proteger a un sacerdote pederasta. O ya se les olvidó la demanda que le hicieron al fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, por los abusos sexuales cometidos contra varios seminaristas adolescentes de su agrupación.
Hay que preguntarse ¿Qué el crimen de la pederastia no es tan o más grave que el aborto? ¿No es más grave dejar a una persona marcada de por vida con las lesiones físicas y sicológicas ocasionados por las agresiones sexuales que le hicieron, los que supuestamente lo iban a proteger, cuando era niño o adolescente? ¿O es peor la devastación sicológica y social para esos niños que, cuando crecen, y se deciden denunciar a su agresor, las autoridades eclesiásticas los acosen y los amenacen para proteger al violador?
¿Por qué si defienden tanto la vida, ningún miembro de la Iglesia se manifestó en contra de la violación y muerte de la señora Ernestina Ascencio, ocurrida en Zongolica, Veracruz? ¿Por qué de sus labios no salió ninguna condena cuando sucedieron los asesinatos de Acteal o de Aguas Blancas? ¿Ya se les olvidó el Santo Oficio? ¿Y lo festos que han sido encontrados en las paredes de los conventos, también fueron borrados de sus memoria?

En fin, eso lo dejo a su criterio. Lo que es una realidad en México, es que con o sin despenalización del aborto, nuestras mujeres siguen y seguirán interrumpiendo el embarazo. Según cifras del Consejo Nacional de Población revelan que en México se producen al año 102.000 abortos, la mayoría de ellos clandestinos.

Lo que sería verdaderamente terrible e inconcebible, es que algunos de los que se declaran en contra del aborto legal, tengan intereses en las clínicas donde se realizan en la actualidad abortos clandestinos por la módica cantidad de entre 15 mil y 20 mil pesos. Porque según el diario La Jornada, la práctica del aborto clandestino en México genera problemas, principalmente de alta mortandad en las mujeres y deja "millonarias ganancias para quienes se dedican a realizar este tipo de trabajos, que alcanzan los 100 millones de dólares anuales", según datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Finalmente, me pregunto si no es un riesgo innecesario de parte de los grupos radicales de derecha, incluyendo a la Iglesia católica, confrontar a la sociedad mexicana, justo después del fraude electoral del año pasado que dejó al país dividido, y de la situación tan alarmante que se generó en nuestro país cuando el "brillante" presidente de facto que gobierna nuestra nación decidió combatir al narcotráfico sin una estrategia definida y que desencadenó la peor ola de violencia que se recuerde.

3 comentarios:

Grimalkin el Bardo dijo...

Saludos, estimado amigo.

Con la lectura de éste texto vinieron a mi mente muchas ideas, una de las cuales, importantísima, me remite a un episodio oscuro en la historia reciente de la "lucha contra el narcotráfico" que se inició hace ya más de dos décadas en todo el mundo y ha tenido como principal escenario el suelo de los países productores de drogas. En éste episodio, del cual no puedo recordar con precisión los detalles, ocurrió que, al ser aprehendido uno de los capos más peligrosos del cono sur, habrían aparecido con el cateo que vino después unas cintas originales en las que el elenco entero del programa "El Chavo del 8" aparecía como el número principal en una fiesta infantil, probablemente de uno de los pequeños herederos del imperio del narcotráfico. Así de brutal es la doble moral, así de ridícula y así de patética.

Hay quien sugiere que el estallido de la violencia relacionado con el crimen organizado no es otra cosa que un movimiento de reconfiguración, un proceso en el que algunos criminales, presumiblemente apoyados por el Estado mismo, estarían combatiendo a otros con la finalidad de "dominar las plazas" en donde ahora reinan las casas de juegos y apuestas, y el consumo de estupefacientes (y su producción) son cuestiones estratégicas.

Así de brutal es la doble moral, así de ridícula y patética es la derecha engallada que con una mano protesta contra una reforma como la que aquí se ha comentado mientras con la otra fomenta el atraso, financia el fraude, respalda la corrupción y sostiene al crimen organizado, sabedora de que es éste el que la sostiene a ella en el poder. Así de miserables quienes atacan a las mujeres que se aventuran a decidir sobre su propio cuerpo mientras ellos defienden a los pederastas y los usurpadores.

Le dejo un saludo muy cordial, y espero que éste espacio se vea nutrido pronto con más contenidos.

Vale.

Gregorio Ariza dijo...

Mi estimado Grim, gracias por este mensaje, que analisa correctamente algunas de las causas de la descomposición que ha venido sufriendo nuestra sociedad, y que infortunadamente pocos en este país globero son los que se dan cuenta porque están embobados en el marasmo mercantil y de enajenación que utilizan los dueños del poder para hacer y desacer a su antojo.

Seguimos en contacto y prometo llenar este espacio sin límite de nuevos comentarios.

¡Saludos!

Taito dijo...

Querido Gregorio: Perdón no haber pasado antes, pero tú sabes mejor que nadie los motivos que me tienen un poquillo alejada de la bloggosfera. En fin, interesante artículo. Venturosamente para las mujeres y trágicamente para los reaccionarios, se aprobó la legislación a favor del aborto. Ahora sólo hay que esperar que como sociedad abramos la mente y empecemos a respetar la libertad de los demás a decidir. Porque tú sabes que legislaciones pueden ir y venir, pero si la mentalidad sigue siendo la misma, estamos perdidos. Un abrazo cariñoso y todo mi respeto.